domingo, 1 de febrero de 2015

La Importancia de ser BLOGUER



“Blog”, ¿Qué significaba esa palabra? No sabía su traducción ni significado la primera vez que la leí, ni entendía entonces la magnitud que esa sola palabra englobaría con los años. 


He sido un ávido devorador de libros desde mi infancia, cuando “Las Aventuras de Tom Sawyer” llegó a mis manos por 1ª vez, (adoraba la serie animada que pasaban por la TV). Desde entonces siempre me han acompañado lecturas de toda índole, nunca ha habido un solo periodo de tiempo en que no haya leído un libro, o 2, o 3 a la vez. Los libros han sido en muchas ocasiones la mejor compañía a mi lado, no concibo un mundo sin ellos, o sin música que estimule aún más mis lecturas. Tampoco imagino haber escogido una compañera de vida que no comparta mi pasión por la buena Literatura, Música y Cine.

Como apasionado por el Arte, creo que el hombre primitivo sintió su necesidad de transmitir y dejar plasmadas sus incógnitas, logros y temores para sus generaciones sucesoras, y de ahí heredamos la pasión por crear, compartir y maravillar a las mentes que nos rodean. He escrito poesía y canciones desde la adolescencia, y cuentos en mi edad adulta.

No recuerdo cuál sería el 1er Blog que leí en mi vida, ni de qué trataba. Pero seguro fue a mis 25, cuando tuve un empleo en donde manejaba una computadora con Internet por primera vez. Entonces la palabra “Blog” me era desconocida, no entendía la naturaleza de los escritos ni el propósito. Leí que se trataban de “diarios personales” compartidos en la Web, pero luego noté que eran mucho más que ello. A medida que la palabra “Webeo” se convertía en un hábito cotidiano, para mí, el “Blogueo” se convirtió en más que un hobby, tener la sensación de descubrir en otro rincón del mundo, a alguien que compartía conmigo los mismos intereses, manías y “locuras”. Y que lo escribía en un lenguaje directo, irreverente y sarcástico a veces, provocador o de ensueño.

Seguramente te ha ocurrido a ti también: “conocer” a alguien en el mundo virtual, cuyos textos e ideas te “llegan” completamente y con quien te identificas y/o entiendes mejor que con aquell@s frívol@s personas, job partners, class mates y demás mentes banales de gustos superfluos y carentes de significado, que te rodean a diario.


Es así como descubrí que a través de la Blogósfera, podía entrar en comunión con otros seres de maravillosas inquietudes, creadores de una gran narrativa imposibilitada de llegar a una oficina editorial, pero que era dirigida hacia mí, a través del Blog. Obviamente llegó la hora en que sentí que debía crear mi propio universo virtual e invitar al mundo a leer mis pensamientos. A aprender de mis letras y transgresiones, a dejar volar el subconsciente a través de la palabra y olvidar la tediosa y monótona realidad por un instante.

Atacar a la Iglesia, la falsa y doble moral, la retrógrada sociedad machista ecuatoriana, denunciar la explotación del pasado y la actual. Contar sobre aquell@s que me han inspirado, cautivado y conmocionado. Compartir versos, crónicas y alucinaciones. Todo pensamiento que hacía ebullición dentro de mí, fue considerado para compartir y ser leído, admirado y rechazado según el caso.
¡Entonces fue sorprendente recibir los primeros comentarios de aprobación y críticas en diferentes entradas! ¡Ya era un Blogger más, considerado dentro del tiempo individual de otras vidas sedientas de opiniones en el mundo entero!

Es por eso que al conocer la grandiosa iniciativa de “El Libro Bloguero” en Ecuador, pensé inmediatamente que era un tren que no podía dejar partir, no podía permitirme quedarme sentado sin correr a la estación, y ver su estela de humo desaparecer en la distancia. Debía subir en él y seguir su trayecto, sea cual fuere el destino que me lleve. Mientras haya un horizonte visible y oxígeno que nos impulse, nunca una aventura será demasiado distante para ser vivida. El mundo se ha tornado demasiado predecible y conformista, y quién mejor que nosotr@s: soñador@s, impulsiv@s, irreverentes creadores y mágicos narradores para sacudir un poco los ya débiles cimientos de esta civilización que exige ser transformada y renovada.

¡Gracias a los creadores del Proyecto de El Libro Bloguero, y bienvenidos a la aventura, Blogueros Uni2! Puedes aprender más acerca del proyecto en los siguientes links: