miércoles, 27 de octubre de 2010

Acerca del Halloween



Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva de irlandés antiguo y significa fin del verano. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Para los Celtas, el cambio de estación adquiría una importancia mágica. El último día de la cosecha (a finales de octubre) se realizaba el festival más importante, el “Samhain”, por los Druidas (casta sacerdotal Celta).

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados, se solía dejar en sus puertas los frutos de las cosechas para complacer y alejar a los malos espíritus. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. Los Druidas también recolectaban de casa en casa ofrendas para sus sacrificios, cuando esta ayuda les era negada, lanzaban una maldición sobre la casa y sus habitantes. Esto es lo que posteriormente se conoció en Occidente como “Trick or Treat”.

El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera.

Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por éstos, ya que consideraban que los Celtas adoraban al Diablo, y en esto los Romanos estaban muy equivocados.

Aunque ya celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la "fiesta de la cosecha", en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), se mezclaron ambas tradiciones. Los romanos creyeron que el mejor modo de convertir a este pueblo al Cristianismo era apropiándose de su Festival y adaptarlo a sus creencias religiosas, así se convirtió en la “Víspera de Todos Los Santos”: All Hallow’s Eve, de ahí se deriva el nombre que todos conocemos: HALLOWEEN.

Dicha “Víspera” fue trasladada del 13 de Mayo al 1º de Noviembre por el Papa Gregorio en el siglo VIII.

En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los "Jack-o'-lantern" (calabaza hueca con una vela dentro), inspirada en la leyenda de "Jack el Tacaño" .

Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión. En 1978, se estrenaba en EEUU y en el mundo entero “Halloween”, de John Carpenter; una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror de serie B; con innumerables secuelas e imitaciones.

La expansión de la cultura estadounidense y su Industria de entretenimiento permitió a otros países descubrir el nuevo significado del Halloween que estaba relacionado siempre con películas de Terror donde podíamos encontrar historias de apariciones fantasmales, invocaciones demoníacas, pesadillas terrenales, brujas, hechizos, vampiros, hombres lobo y todo tipo de aventuras sobrenaturales experimentadas por adolescentes y jóvenes que se enfrentaban a ello siempre en esta fecha de Halloween.

Esto ha llevado a muchas sectas religiosas a acusar el Halloween de “fiesta del Diablo” cuando de diabólico tiene lo mismo que una torta de calabaza. Creo que los adultos sabemos y debemos diferenciar entre los verdaderos actos apreciados por Satán (que muchos religiosos cometen) y la inofensiva diversión de quien se disfraza con amigos en esta fecha.

Mucho se ha criticado el hecho de que nuestro país adopte toda “celebración” ajena a nuestra cultura y que no represente nuestros valores o costumbres. Pero entonces, no deberíamos también rechazar la fiesta de “San Valentín” que no representa ninguna tradición Latinoamericana? O la misma Navidad? Ya que nuestros antepasados no adoraron a Jesucristo sino hasta la Invasión Europea que nos instauró la Esclavitud y el Cristianismo (estos 2 términos son verdaderos sinónimos). Por lo tanto se debería rechazar el “Día de los Inocentes” y su tergiversación en la práctica.

Ok, más allá de la polémica, debemos reconocer que desde que aceptamos el Cine y sus encantos, nuestra visión hacia el mundo en general ha cambiado. Tanto la Fantasía como el Misterio y el Horror son pilares fundamentales de nuestro entretenimiento, y no podemos culpar a quienes celebren esta adaptación del Halloween recordando a sus personajes preferidos del Cine, Cómix y Literatura. No hay mejor tributo a los autores de las historias que nos identifica, que celebrarlas en una fecha en donde los disfraces, las risas y algún susto (xqué no?) están plenamente aceptados.

Quienes apreciamos las obras de Tolkien, Mary Shelly, Bran Stoker, Stephen King, Clive Barker, Edgar Allan Poe, Wes Craven, Tim Burton, ó a grandes intérpretes y personajes como Bela Lugosi, Freddie Krugger, Lon Chaney, no podemos dejar de celebrarlos o simplemente recordarlos con honores en esta fecha. Hay artistas que han dedicado toda su carrera a hacerlo como Misfits, Black Sabbath o Alice Cooper! Ramones interpreta “Pet Cematary” basado en el libro de Stephen King. Bauhaus le cantaron a Bela Lugosi en su clásico “Bela Lugosi is Dead”. También hallaremos ejemplos en Siouxsie & the Banshees, Marylin Manson y muchos más. Por lo tanto podemos notar que la influencia del Cine y la Literatura fantástica y Gótica siempre ha estado presente, y no tiene nada de malo su apreciación.

Para terminar quisiera agregar que así como celebramos el Halloween, debemos recordar y celebrar el Día del Escudo del Ecuador que es el 31 de Octubre y muchos parecen no tener conocimiento, o simplemente lo olvidan! Si vamos a celebrar una fiesta “pagana y foránea” bien podríamos celebrar nuestro escudo de armas también y difundir su importancia! Por qué no adornan las tiendas con afiches del Escudo Nacional en lugar de las calabazitas y fantasmitas sonrientes? Bien sabemos que más puede el comercio que la identidad nacional, y así se quejan!!! Recuerden Halloween si lo desean, y recuerden nuestro Escudo si nacieron en Ecuador!